lunes, 28 de abril de 2008

Gallipoli



No, no es un insulto, aunque lo pueda parecer. Yo tampoco había oído hablar de esta película hasta que me la pusieron en clase. David Williamson, el guionista, cuenta la historia de Archie, un corredor espectacular cuyo principal objetivo es ir a la guerra. En una carrera conoce a Frank (Mel Gibson), un atleta que vive despreocupadamente. Es una historia de amistad, pero no sólo de eso; también habla de la justicia, del honor, de la valentía... Sin embargo, no estamos ante el clásico film de soldados-héroes. Ofrece una visión de la guerra muy distinta a la que estamos acostumbrados. Creo que no existe una escena final que supere a la de Gallipoli. Es una película lenta, bien construida,impactante, creíble y terriblemente emotiva. Muy recomendable.

domingo, 27 de abril de 2008

Los restos del día, de Ishiguro

Es un buen libro. Me han dicho que hay película también y que sale Anthony Hopkins, pero no la he visto, y no me imagino como puede ser, porque el libro está escrito en flash back, así que igual la película también está en flash back, no lo sé. La historia es triste, y a la vez tiene unos buenos puntos de humor, es triste no porque acabe mal sino que es una tristeza profunda, como de aburrimiento de la vida, no es que se muera el protagonista, es que es un hombre que nunca ha vivido del todo. Está muy bien escrito, tan bien que se nota demasiado, pero me ha gustado. Lo mejor es la sensación que te queda cuando has cerrado el libro y dices: "y ahora, ¿qué?". Si tuviera que definirlo con una palabra no sabría que decir, quizá sea un libro nostálgico. Sí, eso suena bien. Es un libro nostálgico.

viernes, 25 de abril de 2008

¿quién lo diría?

Increíble. No me lo creo ni yo. Con la de cosas que tengo que hacer y aquí sigo, fiel al blog. Espero que mi/s lector/es se de/n cuenta del valor que tiene este pequeño velero que empieza su travesía, navegando por la red (vaya horterada, se la dedico a todos los informáticos, que será lo único "poético" que lean en mucho tiempo. Va por vosotros.)
Hoy os cuento otro de mis descubrimientos: el deporte. Puede que no suene demasiado original, lo descubrieron los griegos, ya lo sé... pero son las nueve y media de la noche y hay hambre. El caso es que, entre estudios, clases, leer, actualizar el blog, escuchar música y ver películas, una se pasa el día sentada, y conviene hacer algo de ejercicio de vez en cuando. Sí, yo también era de esas que decía: "bah, eso es para los chicos, que les das una pelota y ya están tan contentos, lo mío es tomar cafés", pero resulta que no. No del todo. El ejercicio hace que te concentres tanto en el juego, en un punto fijo como puede ser la pelota, en darle con la raqueta o encestar en la canasta, que te olvides del resto. Por eso despeja tanto, y por eso los hombres son tan descomplicados, porque se pasan la vida jugando al fútbol y hablando de fútbol. Ahora todo cuadra. Conocemos vuestro secreto.

jueves, 24 de abril de 2008

La inolvidable amiga de Mafalda, sí , esa...

Después de disipar una seria duda que me ha traído de cabeza después de, por lo menos, cinco minutos acerca de cuál era el nombre de la amiga de Mafalda (Susanita, para aquellos que, como yo, no lo recordaban) he decidido colgar una tira suya en el blog. Para más información, seguid este link, todo sobre Mafalda, está muy bien.

martes, 22 de abril de 2008

Piedrahita y los cacahuetes

Aquí está la prometida entrada sobre Luís Piedrahita. Estudió en la Universidad de Navarra y es conocido, sobre todo, por sus monólogos en "El Hormiguero" y programas de ese tipo. Tiene algunos muy buenos, me parece que es un humor muy trabajado, se nota que piensa mucho los guiones. Hay algunos humoristas que tienen cara de chiste, o un acento divertido, o que se mueven de una forma determinada y con eso ya les basta para hacer reír, pero a mí me da la sensación de que Piedrahita se lo curra. No es que sea especialista en esto del humor, pero me recuerda un poco a Woody Allen. Bueno, miradlo vosotros mismos y ya me contaréis qué os parece. Por cierto, la película de "La habitación de Fermat" no es de humor, aunque hay golpes bastante buenos, pero el guión está calculado al milímetro.
Este monólogo se llama "Los frutos secos". A ver qué os parece.

lunes, 21 de abril de 2008

un día de perros

El otro día se me enganchó la suela de la bota en una puerta, no me dí cuenta y seguí andando. Tuve que estar todo el día con media suela colgando, estaba lloviendo y me calé el pie izquierdo. Mientras esperaba a que escampara desde la puerta de la Facultad, vi a un chico con muletas que cruzaba la explanada. Jarreaba y él no tenía manos para coger el paraguas y la carpeta se le escurría debajo del brazo. Además se me acabó la tinta del boli azul, había perdido el boli negro y tuve que coger los apuntes con color rojo. Menos mal que por la noche, proyectaban en la Facultad la película de "La habitación de Fermat", tenéis que verla. Otro día os hablo de Luís Piedrahita, el director y guionista. Un crack. Y no lo digo solamente yo.

"marina returns" returns

Vale. Lo siento. La vida del estudiante no es tan fácil, soy una víctima de la sociedad, yo no quería pero me obligaron...¿sirven estas excusas? Espero que sí. Tras un largo silencio, intento volver a dar vidilla a mi blog. Lo único que me alegra es que la gente me haya echado en cara que no lo actualizo, eso significa que aún tengo lectores. Y como sé que son pocos (pero fieles) intentaré mantenerlos...¡Ya lo tengo! Yo no he sido, estaba así cuando llegué. A Homer le funciona.