domingo, 25 de octubre de 2009

Lo que llega

Que internet está abriendo posibilidades insospechadas es un algo sabido de hace bastante tiempo. Pero yo no dejo de sorprenderme.

Los fans de Star Wars están versionando sus escenas favoritas de las películas como mejor les parece (parodias, dibujos animados, por ordenador...) y, con todo ese material, se hará una película. Aquí está el trailer:



Esta no es la única iniciativa de "película global", otro día os hablaré de "El Cosmonauta"... ¿Cómo haremos cine dentro de unos años?, ¿habrá cambiado todo radicalmente? No lo sé. Pero me apetece.

miércoles, 14 de octubre de 2009

De embarazos y adolescentes


De eso va el post de hoy. Porque para este sábado 17 de Octubre se ha convocado en Madrid una manifestación contra el aborto. Ya sabéis, los pocos (pero fieles) que seguís mi blog con asiduidad, que lo de la "interrupción voluntaria del embarazo" toca mi fibra sensible.
Y también escribo este post porque hoy, no sé a cuento de qué, me he acordado de la película Juno y de que, tras varios intentos fallidos, nunca he publicado nada sobre ella. Así que creo que ha llegado el momento.

Juno es una adolescente, interpretada (genialmente, desde mi humilde punto de vista) por Ellen Page, que se queda embarazada. La película cuenta las dificultades a las que se tiene que enfrentar al descubrirlo: tendrá que contárselo a su mejor amiga, a sus padres, a su novio... y, sobre todo, tendrá que decidir qué hacer con la criatura.
Creo que el principal acierto de la película está en reflejar una situación dura con gran realismo, también con algo de humor y no de una forma excesivamente moralista; aunque es, por otra parte, muy clara. La idea que transmite es que una chica de 16 años puede ser más madura que un hombre de 35 y que la responsabilidad no es una cuestión de edad. Me parece que es una película que llama al compromiso, a los valores y, sobre todo, a la reflexión.

viernes, 25 de septiembre de 2009

Una mirada a James Dean

El otro día volví a ver Rebelde sin Causa por enésima vez y me di cuenta de que nunca había escrito en el blog sobre James Dean, uno de mis actores favoritos desde hace unos cuantos años. Concretamente, desde que en clase de Ética, en 2º de la E.S.O. vimos Al Este del Edén. Muchas veces me he preguntado qué vi en esa película y en ese actor para que me marcaran tanto como lo hicieron, y siempre tengo la sensación de que nunca obtendré la respuesta, porque ahí está la magia del cine: a través de unas imágenes, unas situaciones, consigue sacudirte y sacar a la luz aquello que ni siquiera sabías que existía, que ni siquiera intuías. El cine grita a las emociones dormidas. Pero me estoy yendo del tema. Volvemos. James Dean.


El caso es que cada vez que veo sus películas, disfruto más, descubro matices nuevos en su interpretación, en los diálogos, en las miradas. Creo que en la mirada de Cal Trask, Jett Rink o Jim Stark se puede captar la violencia, la incomprensión, el orgullo, la soledad; son miradas que nunca sabes cómo interpretar, siempre parecen distintas. A través de sus ojos no se muestra sólo la personalidad (quizá algo enfermiza) del actor, no profundizamos únicamente en el personaje (a veces un estereotipo) al que está dando vida sino que, además, conocemos el mundo en el que vive, vemos a los demás protagonistas (a su padre, a su jefe en Gigante) como él lo hace.

Es una mirada tan fuerte que, para distanciarse un milímetro de su interpretación y tratar de ver la historia con tus propios ojos, o con los de cualquier otro personaje, hay que hacer auténticos esfuerzos. Me sigue costando, incluso cuando es la enésima vez que veo Rebelde sin Causa. Supongo que son cosas de los grandes actores.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Las series que me gustan

Un profesor me ha preguntado esta tarde, así, de sopetón "¿qué series te gustan?" y me he quedado algo bloqueada, la verdad. Pero la pregunta me ha estado rondando... y, pensando, pensando, me he dado cuenta de que sólo me he enganchado verdaderamente a tres series en mi vida.

Cuando digo verdaderamente, me refiero a que las he seguido desde el primer hasta el último capítulo, he llorado con ellas, he visto más de tres episodios seguidos o he utilizado sus expresiones en mi habla cotidiana. Y, cuando el profesor me ha preguntado "¿qué series te gustan?", se me han venido estos tres títulos a la mente, pero me ha dado algo de vergüenza decirlo en alto porque... Porque tengo una teoría sobre las series, que pasará a engrosar mi lista de "teorías sobre la vida en general", que publicaré en breve: cuando uno está verdaderamente enganchado a una serie, se identifica, siempre, con un personaje en concreto, o con una mezcla de varios, o con cualquier cosa.

Así que cuando uno descubre el nombre de las series a las que verdaderamente se ha enganchado, revela mucho sobre su forma de ser, de pensar, de sentir. Creo que las series (generalmente) permiten ahondar más en los personajes que el cine; por eso, quien conoce tus series favoritas, te conoce más profundamente que quien conoce tus películas favoritas; por eso, hablar de series une más que hablar de películas y da para largo y hay debates y se genera más complicidad y se entra en un universo distinto y común y... Por eso, os voy a contar cuáles son mis tres series. Las tres a las que verdaderamente me he enganchado.

1- Friends
2- Las Chicas Gilmore
3- Cómo Conocí a Vuestra Madre

Creo que escribir sus títulos ya indica una gran confianza en mis escasos, pero fieles, lectores. Más adelante, cuando reúna las fuerzas necesarias, explicaré por qué me enganché a cada una de ellas. Creo que aún me quedan años de blog.


viernes, 28 de agosto de 2009

A punto de irme

Escribo con toda la rapidez que me permiten mis dedos. Golpeo el teclado con decisión y prisa, sobre todo prisa. Espero no cometer demasiadas erratas... Ha llegado el momento. Me voy. Se acabaron las vacaciones para algunas desafortunadas y, después de estar dos meses pensando cómo me despediría de ellas desde el blog, va la inspiración (la inoportuna de ella) y aparece en el peor momento, cuando mi madre está desesperada haciendo la comida del fin de semana, mi hermana histérica pensando qué ropa meter en la maleta y yo, angustiada por lo que se me viene encima. Tercero de carrera. Dios mío. Me tiemblan hasta los dedos de los pies.
Vuelve esa sensación... la de no haber realizado ni la mitad de las cosas que puse en mi "lista de cosas que hacer cuando tenga tiempo libre"; vuelve la imagen de las maletas apiladas junto a la puerta, con todas las experiencias de estos dos meses empaquetadas; los abrazos que, en el momento de darlos, resultan rutinarios y que luego echas de menos, y pienso en lo que no tendré ya (pan del día, café hecho cada mañana, alguna bronca de vez en cuando) y en lo que sí tendré (examenes, facturas, pilas de platos). Todo eso vuelve, porque yo me voy.

miércoles, 26 de agosto de 2009

Libros de Vacaciones

Ayer hablaba con Isabel de los libros que nos hemos leído en el verano... Bueno, más bien, de los que ha leído ella, porque yo no he sacado mucho tiempo. De todas formas, aún estoy a tiempo... ¡una semana!...

Las Uvas de la Ira, de John Steinbeck. Una familia norteamericana se muda durante la Gran Depresión al sur del país, en busca de trabajo.

Tres Rosas Amarillas, de Raymond Carver. Recopilación de cuentos, un poco amargos, un poco irónicos.

El Guardián entre el Centeno, de J.D.Salinger. Si no te lo has leído o ni siquiera te suena, puedes dejar de leer este blog. Gracias.

Y este fin de semana pretendo leerme La Carretera, de Cormac McCarthy, si me lo deja Javi, claro. Y así cambiar de género... ¿Alguna sugerencia? ¿Qué habéis leído vosotros este verano?

lunes, 3 de agosto de 2009

"La Conspiración del Pánico" : ficción y realidad

Una americanada, sin que le falte ni un detalle: acción, el presidente de los Estados Unidos, efectos especiales, tipos duros, banderas de Estados Unidos, una madre soltera y un "buen tipo pero inadaptado a quien su padre subestima", el himno de Estados Unidos, el oficial que "sólo obedecía órdenes", la moraleja final, el poder de las máquinas, el poder de Estados Unidos.

Basta con ver el cartel.


Pues sí, una americanada más que me sirve para hablar de lo que quiero hablar. Atención, que viene otra de mis "teorías sobre el cine".

Eagle Eye (la traducción al castellano es bastante absurda) demuestra que la capacidad de transmitir verdades, convencer, persuadir e informar, que habitualmente atribuimos al periodismo, está también presente en el cine. No me atrevo a decir que más presente incluso que en los periódicos, pero me atrevo a pensarlo.

Hace poco leí un artículo y una entrevista sobre el debate seguridad - libertad, cómo vivir en una sociedad cada vez más controlada, en aras de una mayor protección, puede mermar la libertad de los individuos, puede llegar incluso a rebasar los límites de la intimidad y puede, desde luego, ser mal utilizada. La tecnología favorece una vida más cómoda y segura, pero para ello ha de acceder a todos los campos de nuestra vida, ¿vamos a permitirlo?

El artículo y la entrevista estaban bien, pero con esta película he sido realmente consciente de este problema en concreto y, sobre todo, me ha hecho volver a pensar sobre cómo se relacionan ficción y realidad.

Para los que se queden con la duda (totalmente secundaria): ¿recomiendo la película? Recomiendo que pensemos acerca de lo que vemos.

domingo, 12 de julio de 2009

¿Inspirado en West Side Story?


En mitad de homenajes, trapos sucios, honores y recuerdos, me veo obligada a publicar algo sobre Michael Jackson en mi blog. El problema es que no soy experta en el tema, soy bastante fan de Michael pero no tanto y no quiero repetir tópicos (en plan "paseo lunar")... Así que he acudido a la fuente de inspiración del siglo XXI: youtube. Y, mientras veía videoclips (increíbles, por cierto) del cantante, he pensado en una curiosa "casualidad". No sé si el videoclip de Beat It estará inspirado en West Side Story, pero creo que hay una similitud evidente. Investigaré. Si alguien, experto en el tema y fan número uno de Michael puede echarme un cable, mucho mejor.


http://www.youtube.com/watch?v=-GCm1Xa47P0 (Prólogo)

http://www.youtube.com/watch?v=GsKztoE3Sa8 (Pelea)

http://www.youtube.com/watch?v=Uqxo1SKB0z8 (Beat It)




(no puedo colgar los vídeos, no sé que pasa... en fin... seguiré intentando)

jueves, 2 de julio de 2009

Alice in Wonderland







La nueva película de Tim Burton ya está saliendo a la luz. Me ha hecho pensar en la cantidad de veces que se puede contar una misma historia, enriquecerla, adaptarla... pero creo que sólo una buena historia admite buenas versiones. Por eso, me parece que, antes de que salga la película, voy a leerme el libro de Lewis Carol.

Aprovecho para recomendaros un sitio que me recomendó un amigo por recomendación de su hermana (para los entendidos, marketing boca-oreja). Se llama Cine Palomitas y hay colgadas varias fotografías de la nueva película.

domingo, 28 de junio de 2009

Francis Ford Coppola, Apocalypse Now y las buenas películas

El sábado pasado estuve viendo Apocalypse Now en casa de Marta Q. Habíamos intentado quedar para verla desde que la compró hace medio año. Y por fin lo conseguimos. Y mereció la pena.

Se confirmaron dos de mis teorías sobre las películas:
Teoría #1: es mejor ver una película sin saber de qué trata, sin conocer todos sus secretos, dejando que te sorprenda. Muchas veces, debido a nuestros prejuicios, podemos destrozar un buen filme o ensalzar uno malo. O reconocer que uno bueno es bueno no porque lo consideremos así sino porque, cuando va a verlo uno ya da por hecho que será así, y lo que ve no hace más que reafirmar lo que "ya sabía". Tema interesante.

Teoría #2: las buenas películas son aquellas que revelan algo sobre el ser humano en general y, por extensión sobre uno mismo de forma bella, estética y profunda. Por eso considero Apocaypse Now una buena película, porque habla sobre el hombre al hombre. Aunque yo no haya estado en Vietnam, comprendo lo que pasa por el corazón y la cabeza de los soldados que me hablan desde la pantalla; y comprendo sus actos, y sé que yo sería capaz de hacer "algo así". Y puede que me asuste, puede que quite la vista de la pantalla, pero no porque esté rechazando esas imágenes, sino porque, inconscientemente quizás, rechazo lo que esas imágenes me hacen ver sobre mí misma. Pero no puedo dejar de pensar, una semana después de ver la película en casa de Marta Q., en Apocalypse Now. Y entonces sé que he visto una buena película. Tema más interesante todavía.



Aprovecho para contaros que ya se ha estrenado la nueva película de Francis Ford Coppola, Tetro, sobre la que no voy a comentar nada... Podéis entrar en su página web y leer aquí la sinopsis.

jueves, 25 de junio de 2009

Lo que dicen los que saben

"He tratado de ser fiel a una máxima: inflexible con los poderosos, generoso con los débiles, y siemnpre en busca de la verdad."

José María García Pérez
Periodista.

¿No es una aspiración lo suficientemente grande como para estudiar Comunicación?

domingo, 19 de abril de 2009

Hayao Miyazaki, el cine de oriente

Durante esta semana de Pascua he visto algunas películas de Hayao Miyazaki, dibujante y productor japonés, para variar un poco. Os recomiendo cualquiera de las cuatro que he visto: "El castillo ambulante", "Mi vecino Totoro", "El viaje de Chihiro" y "La princesa Mononoke", aunque mi favorita es la primera.
Lo que me gusta de todas ellas es lo que tienen en común: los contrastes. Mezcla fantasía y realidad, lo natural con lo artificial, el bien y el mal...
Las películas de Miyazaki son de animación y los protagonistas suelen ser niños o adolescentes, pero no trata al espectador "como a un niño", en el sentido peyorativo de la expresión. Los personajes tienen personalidad propia, toman decisiones ellos solos y aprenden del mundo que les rodea. La única diferencia entre ellos y nosotros es que en su mundo hay seres fantásticos.

martes, 14 de abril de 2009

Congreso UNIV 2009

Esta Semana Santa he participado en un Congreso de Universitarios en Roma, que tenía por título "Universitas: Un saber sin fronteras", y ha sido una buena experiencia. Presenté la ponencia titulada "La Revolución: Responsabilidad social del universitario. Análisis de la Rosa Blanca" que -a pesar de lo largo del título- es bastante breve, pero con mucho contenido.
Se habló mucho del papel de la Universidad en el mundo de hoy, de cómo se debería mejorar y de qué es lo que no funciona... Sin embargo, eché en falta ideas nuevas, originalidad y algo de optimismo. Seguiré hablando de este tema. Es necesario un cambio en la mentalidad del universitario.
Incluyo un par de links que podéis visitar sobre el Congreso UNIV en general y sobre una Revolución Universitaria en particular.

martes, 31 de marzo de 2009

A veces me pregunto...

A veces me pregunto quién hace la política: ¿los políticos, el dinero o los ciudadanos?
Supongo que, como en todo, es cuestión de proporciones. Sea como sea, las consecuencias son las mismas: mueren los débiles y los fuertes se hacen más fuertes.

Hoy, elpais.com publica una entrevista a Arantza Quiroga, nueva presidenta de la Cámara vasca por el PP. ¡Anda! Pero... ¿no es lo mismo que decía Joaquín Manuel Montero, socialista, el domingo?

Hay muchas cosas que no entiendo. Mueren los débiles... ¿es culpa del PP, del PSOE, del dinero o de los ciudadanos?, ¿puedo hacer algo?, ¿Montero o Quiroga pueden realmente hacer algo? No lo sé... alguien estará muriendo mientras escribo ¡y no puedo culpar a nadie!

A veces me pregunto si alguien más se pregunta estas cosas.

domingo, 29 de marzo de 2009

Los problemas que da la vida

No me gusta entrar en polémicas desde el blog, pero creo que la ocasión es excepcional. Sólo voy a exponer mi tesis, en una especie de silogismo, y luego dejaré que otros hablen por mí:

a. Hay vida en el mismo momento de la concepción. Genéticamente, hay un ser distinto.
b. Por eso, el aborto libre es un asesinato y, quien diga lo contrario, miente.
c. Ningún grupo político democrático español debería poder llamarse así mientras regule y acepte el asesinato.


Y no soy la única que piensa así.

Esto ha sido publicado en El País hoy mismo: un socialista se manifiesta contra el aborto.

sábado, 14 de febrero de 2009

Ensemble, c'est tout

Es el título original de la película que acabo de ver esta tarde. Sólo había escuchado a Cintia hablar de ella, bueno, concretamente, de su banda sonora. Os recomiendo que la veáis, la ficha técnica y la sinopsis están aquí.

Me ha encantado la actuación de Audrey Tatou: una chica inteligente y sensible que consigue cambiar la vida de los que están a su alrededor y, casi sin darse cuenta, la suya propia. Quien me conoce, sabe que este tipo de personajes (y personas), aparentemente descomplicados pero que sostienen una continua lucha interior, son de mis favoritos. Lo único que me preocupa es que, después de Amelie, y con esa cara de ingenuidad, Audrey Tatou se encasille.
Por otro lado, da la casualidad de que el otro día vi "¡Qué guapo eres!", una comedia romántica francesa, de este mismo estilo. Creo que el cine comercial francés se está haciendo un hueco y, aunque todavía haya quienes duden de "ese absurdo humor francés", me parece que lo está consiguiendo. Ya no convencen las actrices americanas ni sus ridículas historias raquíticas y estereotipadas.

En "Juntos, nada más", se tocan temas muy profundos, es una película humana, desde muchos puntos de vista. Si la véis, luego pensad en:

1. Las relaciones humanas: la abuela y el nieto, los vecinos, el amigo y la amiga, la madre y la hija, la abuela y los animales, el amigo y su novia...

2. La soledad, de la que todos huyen, sin execpción: Camille, para no estar sola, invita a cenar a sus vecinos o celebra la Navidad con sus compañeras de trabajo; Franck se acuesta con mujeres; la abuela necesita a sus animales...

3. El amor: tema principal de la película. Camille y Franck pasan de soportarse a quererse,.Y todo porque ella le tiró la radio por la ventana. Hay veces que un acto es suficiente, no hacen falta palabras (diez puntos para el guionista, me ha encantado esta escena)

4. El sexo: otro de los temas cruciales de la película, como telón de fondo. ¿Por qué Franck -guaperas, mujeriego y sinvergüenza- no seduce a la tierna y dulce Camille? Porque es una cosa distinta, porque ella no es un parche para tapar su soledad (como lo eran el resto), porque "yo no quiero que te diviertas conmigo" - le dice, cuando ella trata de seducirle -, "yo quiero que estés conmigo".

Lo que me deja sin aliento es este giro de la película, porque el guaperas, mujeriego y sinvergüenza de Franck es capaz de distinguir sus propios sentimientos y ser fiel a ellos hasta el final. Es capaz de comprometerse aunque ella no le corresponda, porque ha encontrado algo que merece la pena. "... ya no te beso". Y la que parecía madura, firme y sensata, resulta ser una cobarde que se conforma con tenerle a medias. O eso dice.

Es la evolución de los personajes -creíbles, coherentes y comprensibles- la que me entusiasma. Gracias a películas como esta (y, en la misma línea, "¡Qué guapo eres!") defiendo a las comedias románticas, que se sustentan en tramas de verdad, que consiguen hacerte pensar sin moralejas huecas del tipo "sé tú misma" o "lucha por tus sueños" y reflejan problemas reales, que los hay, sobre la soledad, el sexo, la amistad o el amor.

Además, creo que tiene una fotografía preciosa. No he podido poner las imágenes que más me gustan, pero en labutaca.net están todas. Una gran forma y un gran fondo. Ya me diréis si estáis de acuerdo conmigo... después de verla, claro.


domingo, 4 de enero de 2009

Sweeney Todd

"El barbero diabólico de la calle Fleet", subtitula. Johnny Depp tiene más de diabólico que de barbero en esta sangrienta película que roza el gore. No apta para todos los estómagos. Benjamin Barker vuelve a Londres con el nombre de Sweeney Todd para vengarse del hombre que le separó de su mujer y su hija. Se instala en el ático de la tienda de empanadas para montar su barbería. Pronto, Todd pierde la cabeza, igual que todos los clientes que pasan por su negocio: acaban con un tajo en mitad de la garganta. El cadáver va directamente a la tienda de empanadas de carne regentada por Helena Bonham-Carter, para alimentar a Londres. Y todo ello, entre canción y canción.

Lo que no me ha gustado: violencia gratuita y kilos de tomate que, o se toma a risa, o puede ser repugnante. Johnny Depp como cantante porque, para mi gusto, está sobreactuando. Tim Burton se repite un poco, debería darle más importancia a la historia y no tanta a la estética.
Lo que me ha gustado: La caracterización de los personajes, los decorados y el comienzo (la máquina de picar carne engrasada con sangre). Burton vuelve a demostrarnos que no todos los musicales son "High School". La parte en la que Helena Bonham-Carter sueña con una vida ideal junto a Johnny Depp (foto), es de lo mejor de la película: un rayo de esperanza ahogado por lo tétrico de Sweeney Todd.